EL MIJO Y COMO INTEGRARLO

EL MIJO Y COMO INTEGRARLO

Hoy os quiero hablar de un cereal que a mi me encanta. Además de estar riquísimo, es sumamente versátil, ya que es la base perfecta para hacer hamburguesas, croquetas etc...

El mijo es un cereal con un grano pequeño, redondo y amarillo. Este cereal fue la fuente principal de alimento en China, así como en algunos países del norte de Europa. Por ejemplo, en el País Vasco (artatxikia) era, junto con el trigo y la cebada, el cereal que más se consumía en los caseríos antes de que llegara el maíz de América.

El mijo es un cereal yang es decir, es un alimento que nos proporciona calor, nos templa y seca el cuerpo. Por eso, es adecuado consumirlo en otoño e invierno. Tiene un sabor dulce, se digiere fácilmente y es el único cereal alcalino. Además, es una buena opción para las personas celiacas, ya que el mijo no contiene gluten.

Propiedades:

  • Es un cereal con un alto contenido en proteínas, fibra, hierro, magnesio y potasio.
  • Contiene sílice, lo cual ayuda a mantener los huesos flexibles, en el proceso de envejecimiento.
  • Apoya al sistema digestivo.
  • Ayuda a los riñones a hacer su función correctamente.
  • Tiene efectos antifúngicos...
  • Puede aliviar los síntomas de la candidiasis.
  • Las personas hipotiroideas deben eliminar o reducir su consumo ya que puede interferir con la producción de hormona tiroidea. 

Una vez cocinado el Mijo, hay muchas maneras de usarlo:

1. El primer día podemos comer el mijo tal cual, os aseguro que queda riquísimo acompañado con una ensalada. Una vez frio, lo introduciremos en un recipiente de cristal y lo iremos aplastando con una cuchara de madera para que nos quede una masa más o menos homogénea. Esta será nuestra base para hacer hamburguesas, croquetas etc...

2. Otro día, podemos pochar verduras que nos vayan quedando en la nevera y añadírselo a nuestro mijo, simplemente juntaremos las verduras y el mijo y haremos hamburguesas, estas las podemos meter en el horno a 180 grados con un poco de tamari por encima y las horneamos 10 minutos de un lado y otros 10 minutos por el otro lado. También las puedes rebozar con harina de garbanzo y freírlas en la sartén.

3. Para las croquetas, simplemente haremos bolitas más o menos todas del mismo tamaño y las rebozamos con harina de garbanzo y después la fríes en una sartén con aceite de oliva. Cuando se enfríen, puedes espolvorearlas con semillas de sésamo tostado por encima.

4. Tanto las hamburguesas como las croquetas podemos acompañarlas de una ensalada y algo de verdura al vapor, por ejemplo: con brócoli o calabaza o boniato o calabacín…. Os aseguro que queda riquísimo y a los críos les encanta.

Ya veis que cocinando un día hemos solucionado la comida de 3 días. Si el mijo lo conservas en un recipiente de cristal aguanta perfectamente 3 o 4 días en la nevera.

Espero que os haya gustado el post y os animéis a probar este riquísimo y versátil cereal.

Lorea Larrinaga

Compártelo:

Deja un comentario

Últimas entradas

X

User login

X

Usuario

X

Password recovery

Please enter the email address you used to register. You will receive a temporary link to reset your password.