PROBIOTICOS, PREBIOTICOS Y SIMBIOTICOS

PROBIOTICOS, PREBIOTICOS Y SIMBIOTICOS

Hace unos días una amiga, nos preguntó qué diferencia existía entre probióticos y prebióticos. Le habían aconsejado a su hijo que tomara probióticos por unos problemas gástricos que había tenido. Quería saber que alimentos debía incorporar en la dieta de su hijo. En ese momento, nos dimos cuenta de que existe mucho desconocimiento y es por eso por lo que quisimos explicarlo aquí, para poder servir de ayuda a todxs los que os preocupáis por vuestra alimentación y la de los de vuestro alrededor.

   PROBIÓTICOS

Los probióticos son las bacterias buenas del organismo. Los probióticos, son microorganismos vivos que administrados en cantidades adecuadas producen beneficios en nuestra salud. Para que un producto sea considerado probiótico, debe contener bacterias resistentes al paso del tubo digestivo y alcanzar el colon.

Nuestro colon tiene un billón de bacterias por milímetro cúbico, nuestro organismo contiene más bacterias intestinales que células.

En nuestro intestino existen dos tipos de bacterias; las beneficiosas y las perjudiciales. Nuestra flora intestinal, tiene que estar constituida fundamentalmente por las beneficiosas. Las bacterias benignas que más se usan en los probióticos que se venden en las tiendas son una mezcla de distintas cepas:

  •  Familia de los lactobacilos
  • Familia de las bifidobacterias
  • Familia de Streptococcus thermophilus
  • Saccharomyces boulardii

Alimentos Probióticos:

  • El kéfir.
  • El miso.
  • La salsa de soja.
  • El té Kombucha.
  • El chucrut.

De manera general, los efectos beneficiosos de una cura de probióticos y de vitaminas, minerales y oligoelementos se notan, como mínimo, al cabo de uno o dos meses.

Porqué consumir Probióticos:

  • Optimizan el funcionamiento del sistema inmune y reducen la inflamación.
  • Tienen capacidad antioxidante.
  • En el colon, se ha observado que dificultan el paso del pre-cáncer al cáncer.
  • Favorecen la evacuación intestinal.
  • Resultan útiles para eliminar la bacteria helicobacter pylori.

 

Consume probióticos de forma regular ya que la residencia de estas bacterias en
el colon es corta y requiere de un aporte regular.

   PREBIÓTICOS:

Los prebióticos son una especie de superalimento para la flora intestinal. Al llegar al intestino delgado, los prebióticos no son digeridos y, por tanto, llegan intactos al intestino grueso, donde la mayoría de las bacterias los esperan impacientes, pues estimulan la proliferación de bacterias benignas, es decir, probióticos. Los prebióticos tienen la ardua tarea de mantener el equilibrio de la flora intestinal y combatir las bacterias patógenas.

Para preservar todas las virtudes nutritivas de los prebióticos, deben consumirse preferentemente crudos o cocinados a baja temperatura.

Alimentos Prebióticos:

  • Alcachofa.
  • Puerro.
  • Ajo.
  • Cebolla.
  • Esparrago.
  • Chirivía
  • Endivia.
  • Plátano.
  • Brócoli
  • Cúrcuma.
  • Jengibre.
  • Pipas de calabaza.
  • Remolacha.
  • Tomate.
  • Cereal integral.
  • Achicoria.

   SIMBIÓTICOS:

Son alimentos que contienen probióticos y prebióticos. Consumir alimentos con fibra soluble aportará de manera indirecta, probióticos a tu intestino.

Espero que el post os haya resultado interesante y que vuestras dudas hayan sido aclaradas.

Compártelo:

Deja un comentario

Últimas entradas

X

User login

X

Usuario

X

Password recovery

Please enter the email address you used to register. You will receive a temporary link to reset your password.